Hª de la Filosofía

Reflexiones matutinas

Hoy me encuentro en una situación un tanto extraña. Me he despertado de un sueño que ha sido una auténtica fantasía, que al final se ha tornado en una pesadilla, de la que… por suerte he sabido como despertarme. Y… me ha invadido el miedo…

ahora camino con prudencia, con terror a que pueda pasarme algo desagradable. Y es que con lo poco que llevo de experiencia, sé bastante de sobra que la vida, puede darte un batacazo al siguiente minuto, ¿qué digo? Al siguiente segundo de escribir estas palabras. Y hoy más que nunca, me doy cuenta y lo tengo presente. Hace un año pensaba que todo iba fenomenal que nada malo podría ocurrir o al menos yo no lo preveía y no contaba con que pudiese pasar… pero las cosas sin quererlo ocurren porque tienen que ocurrir, quizás un dios como el que planteó Aristóteles hace tiempo sea el culpable, ¿quién sabe? Lo único que sé  es que tengo que empezar a despreocuparme de muchas cosas que me hacen la vida muy difícil y es que si me sigo preocupando por ellas, los pocos buenos o extraordinarios momentos que pueda tener… se vienen abajo, derrumbados, por la falta de luz que esas cosas que preocupan no me dejan ver.

Y ya estoy cansada de que se cebe todo en mí… porque hay personas que son malas, que tienen una lengua bífida que pueden matar con una sola mirada, y parece que siempre les salen las cosas como a ellos quieren y que nada malo les influye, porque bueno, al fin y al cabo, el mal son ellos, e igual no hay nada pero que ellos y por ello no les influye… sinceramente no lo sé.

Me he preguntado muchas veces el por qué de las cosas, pero como otros tantos no he sabido acabar la ecuación y sigo como estaba al principio, o quizá peor ya que ahora la curiosidad me pica más que antes… creo que es un saber que nadie podrá nunca saber, paradójico ¿verdad?. Todo el mundo suele buscar un fin en sí mismo que es la felicidad… ¿pero cómo puedo yo iniciar esa búsqueda, si cada vez que empiezo el camino llega alguien y la coge y la aleja más de mis manos deseosas de alcanzarla? Mi profesor de filosofía coincide con filósofos antiguos en que la felicidad es condicionada por la sociabilidad, pero, ¿hasta qué punto? Creo que a veces es esa sociedad la que nos impide alcanzar la codiciada eudaimonía, y es que no hace más que poner impedimentos. Felicidad solo hay una y todo el mundo quiere tenerla, pero no todo el mundo puede ser feliz… ¡qué más se quisiera! Pero es algo imposible. Yo, una humilde estudiante de 2º de bachillerato, soy partidaria de la frase “Difícil, pero no imposible” pero… ¿de verdad podría ser todo el mundo feliz? ¿de verdad todo el mundo sabe cómo serlo? No me lo creo. Si todo el mundo lo supiese y lo tuviese claro, serían felices… felices por diferentes maneras… felices por objetos, felices por vivir, felices por decir que son felices… pero eso podría ser posible en un bonito mundo utópico. Ese mundo utópico… me pregunto yo… ¿tendría que estar regido por algo no? ¿Puede ser que nuestra felicidad esté condicionada por la política? ¡Eureka! Creo que ese es uno de los factores más importantes ahora mismo, por no decir el único o el causante, de los niveles de felicidad del momento.

Generalizando, me atrevería a decir que de 1 a 10, la felicidad de las personas está en un 5 “pelao” por no dar un suspenso, ya que creo que aquellos que suben esta media son aquellos que son felices a costa de los demás, aquellos que hacen que se baje. Y es que a causa de guerras, diferentes opiniones, crisis, muertes,… los niveles de eudaimonía no son muy altos… y la verdad, la política ha influído y mucho. En un principio la política se planteó como aquello que ayudaría a la sociedad y pondría los medios necesarios para satisfacer al pueblo, ¿si? ¿de verdad alguna vez ha sido así? Desde que tengo uso de razón y desde que he estudiado historia, todas las sociedades que se me han presentado, no creo recordar ningún ejemplo de esta definición. Alguien así, directo, que no pensase las cosas antes de decirlas, se atrevería a decir… ¡PUES QUE SE QUITE LA POLÍTICA! Pero eso no puede ser así porque si donde habiendo política, hay un 5 en felicidad, sin ella… todo sería un absoluto caos y esos niveles descenderían aún más. La culpa, la estamos dirigiendo mal… la politica es algo ÚTIL, muy útil, el problema es con aquellos a los que otorgamos nuestra confianza, aquellos que saben venderse muy bien, aquellos que dicen mentiras y mentiras, independientemente del partido que sean, yo que me considero apolítica puedo decirlo… quizás pueda tener una ligera inclinación a veces, que sí que la tengo, pero aun teniendo inclinación sé que tanto unos como otros, prometen aquello que no nos darán, pero claro… desde fuera se ve todo muy fácil.

¿Cuál es la solución pues? Qué coincidencia… no sé vosotros, pero yo creo firmemente que esta pregunta está totalmente relacionada con… ¿Qué hay que hacer para alcanzar la felicidad? La solución, no la sé, pero, creo que puede ser hacer algo con estos políticos contemporáneos, me gustaría saber cómo es esa política que lucha, de verdad, por los intereses de los ciudadanos, y así quizás nuestros niveles de felicidad puedan subir.

Por último, he estado pensando en una relación de términos, relacionando la actualidad, la política y Aristóteles. En su física, plantea que existen varios tipos de movimientos, existe uno que se llama sustancial, que… se subdivide en dos… uno generación que sería la vida y otro corrupción que vendría a ser la muerte… si ahora la política está cargada de corrupción… ¿quiere decir esto que se relaciona con muerte? No con muerte de personas, obviamente, pero ¿no os parece esta que si aplicamos el significado de Aristóteles al de la política actual, encajan las cosas? Es difícil de explicároslo por lo que  concluyendo puede que la base para alcanzar esa felicidad, es acabar con la corrupción política, que impide y mata aquellos ideales que la política en sí defiende.

 

Redactor del artículo
Author: Marina
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search