Filosofía

LOMCE

Aunque, al menos a día de hoy, todavía es un anteproyecto, esta medida política estructural (que para los que no tengáis conocimientos de economía, es una política de mayor alcance por lo que va a necesitar más tiempo para que produzca los efectos necesarios) ya está creando mucha polémica.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha iniciado la tramitación del anteproyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad educativa, tras la presentación de un primer informe al Consejo de Ministros el pasado 29 de Junio de 2012. Los objetivos que intenta cumplir son desde reducir la tasa de abandono educativo hasta mejorar el nivel de conocimientos en lo que el Gobierno llama “materias prioritarias” (Lengua castellana y Matemáticas) y muchos objetivos más entre los que se encuentran mejorar el aprendizaje de lenguas extranjeras o incrementar la autonomía de los centros docentes.

La principal idea de esta reforma educativa propuesta por el ministro de educación José Ignacio Wert es blindar el aprendizaje en la lengua española, haciendo pasar a segundo plano a las lenguas cooficiales del Estado Español (catalán, euskera, gallego), además de darle un papel más importante a las asignatura de Lengua y Matemáticas. Dejando de lado asignaturas que actualmente están formando parte del currículum del estudiante, como filosofía o economía, centrar la educación a cómo está orientada antes, un camino aun más diferenciado de las letras a las ciencias. Cuando hablo de dejar de lado no me refiero a aparcar de manera absoluta a dichas asignaturas, aparte de a las relacionadas con la rama artística, que a veces nos olvidamos que también son muy importantes para una buena formación del alumnado. Por eso creo que menospreciar dichas asignaturas es un grave error, que mientras se formaría la parte académica del alumno, el lado humano se aparta. Como dice Jurjo Torres Santomé, hay 12 razones claras para decir que no a la LOMCE.

-Que es una ley sin justificación, partidista, muy conservadora (que nos llevará de vuelta al periodo no democrático que atravesó este país con el régimen franquista), una ley cínica, que en lugar de justificar el paro juvenil por la poca contratación que hay, debido entre muchas cosas por el alto nivel de experiencia que piden ya en tu primer trabajo, por la poca preparación de los jóvenes de este país. Una ley clasista, al rebajar a los 14 años la comprensividad, que la iguala a la LGE de 1970 y convirtiendo la educación infantil de 0 a 3 años como asistencial. Una ley sexista al permitir la segregación por sexo, que además aduce a una ley de la UNESCO de 1960 y en general una ley que lo único que busca es mejorar el informe PISA a los intereses de la OCDE, reduciendo por tanto el número y horas de las restantes materias que no se recogen en este informe, imprescindibles para educar una ciudadanía democrática, justa y solidaria. No queremos una ley que desconfie del profesorado, de ahí el gran número de reválidas y evaluaciones externas, que no son más que una justificación para ver si el profesorado evaluó bien o no al alumnado.

El PP quiere imponer esta ley a cualquier precio, y desde varías asociaciones no se quiere permitir esto. De ahí el gran número de protestas llevadas a cabo por Sindicato de Estudiantes y asociaciones de padres que espero que todos/as defendáis por el bien de la educación pública. Porque la educación no es un gasto es una inversión.

(Artículo publicado en Ceda el Paso)

 

Redactor del artículo
Author: Ramón
Sobre mi.
Otros artículos de este autor.

No estás autorizado a realizar un comentario. Accede a tu cuenta para comentar

© 2017 Solojoomla. Todos los derechos Reservados.Desarrollo & Diseño Solojoomla.COM

Search